Reflexión de Viernes Santo

Por Yaisha Vargas-Pérez para el blog A Mystic Writer

Creo que la lección más importante del Viernes Santo es desarrollar la capacidad de perdonar y dejar ir aquello que más nos pesa, no solo lo que tal vez nos hizo alguien más, sino también lo que hicimos. El Viernes Santo es una oportunidad de redención, que no es otra cosa que liberarnos del dolor de la culpa o el resentimiento. Nos liberamos del pasado. Podemos pedirle a un Dios de amor infinito que nos sane. Podemos pedir que nos guíe en los pasos que necesitamos dar para superar el dolor que recibimos. Podemos escuchar su guía para reparar el daño que causamos. Podemos estar dispuestos a que nuestra crucifixión personal se convierta en un proceso para soltar y dejar ir. Es posible resucitar como una persona nueva. Es posible entregarnos a sus brazos amorosos llenos de misericordia y compasión y pedirle que nos devuelva un ser nuevo: que podamos ser más compasiv@s, bondados@s, pacientes, comprensiv@s. Más libres.

Les dejo con algunos escritos sobre el perdón que están en este blog:

Meditación guiada en las tres direcciones

Sí es posible perdonar

Cuando es difícil perdonar

Una armonía superior

Cartas sanadoras

Puedo ser franca

La traición necesaria

El valor de ser vulnerable

Escalones de luz

Gracias por las desgracias

La pasión de Judas

El arte de perdonar

Amar lo imposible

La resolución más importante

Soltando la adicción al drama

Palabras que hieren, palabras que sanan

El camino hacia mí misma

Alas de amor, esperanza y libertad

La compasión no es tonta

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s