Alas de amor, esperanza y libertad

por Samadhi Yaisha/publicada el domingo 8 de febrero de 2015 en el diario puertorriqueño “El Nuevo Día”

10885059_749039165189408_6478507997401532240_nFue la diferencia entre echarse a llorar o echar a volar. Cuando Olguita y Edni se enamoraron, encontraron la oposición y el silencio afilado e hiriente de algunos seres queridos. Prejuicios aprendidos a los cuales ellas no les tienen resentimiento. En ese momento, tuvieron la opción de abarrotarse de sufrimiento y sentarse sobre el rencor a quemarse de rabia. Sin embargo, vieron la necesidad de llevar al mundo un mensaje de aceptación.

Estas dos puertorriqueñas, quienes se conocieron durante una bicicletada en 2010, terminaron llevando su mensaje de amor, esperanza y libertad a más de 31 ciudades en 10 países. Encontraron bienvenidas, abrazos y hogares amorosos que las adoptaron durante sus cuatro meses de viaje.

Vieron la oportunidad de combinar su mensaje de aceptación con los sueños de escribir y viajar que llevaban en su corazón. Durante los tres años de duelo por las relaciones familiares rotas, hicieron un plan de ahorro, vendieron posesiones costosas, salieron de cuentas onerosas y alquilaron los apartamentos que poseían para mudarse a uno más pequeño y económico. Utilizaron recursos metafísicos como la Ley de Atracción, y cartulinas con visuales de sus sueños para manifestar su aventura. Ahorarron dinero, aún a costa del jangueo con amistades, y vendieron camisetas para establecer un fondo que ayudaría a otras personas quienes, como ellas, fueron rechazadas por alguna razón.

“Le dije a Ednita, ‘deberíamos buscar a gente que nos adopte’. Y ella se quedó, ‘¿no estamos un poco grandes ya para eso?’ Y yo le dije, ‘deberíamos formar un grupo de gente como nosotras’. Ésa era la idea inicial, que estén solos o que estén atravesando la misma situación de rechazo, que nos adopten.  De ahí fue que salió el primer concepto de adoptar amor. El proyecto se llama ‘Hope, Love, Freedom’. Y ésa es la vertiente de amor”, narró Olguita Renta Esteva, quien trabajó durante 20 años en la industria de seguros y vio la experiencia de rechazo como una oportunidad para llevar su mensaje de aceptación y salir de un trabajo que, aunque pagaba bien, no llenaba su sueño de viajar y escribir.

Al adoptar amor bajo su proyecto, “no necesariamente tiene que ser que tienes una pareja del mismo sexo y la familia no lo acepta, si no que, si te casaste con alguien de raza diferente (etcétera). Cualquier tipo de rechazo”, compartió.

Edolg4-300x200Su pareja, Edni Adneris Rivera, es terapeuta atlético y tiene una maestría en ‘wellness’. Su sueño desde pequeña era viajar a Europa. Hicieron un presupuesto para irse “en libertad plena, sin nadie que nos espere, a nuestro ritmo queriendo hacer lo que nosotras queremos hacer. Para eso había que hacer un plan de ahorrar”. De ahí salió la vertiente de libertad de proyecto.

Su sueño anhelado no llegó sin una dura lección de desapego. Además de dejar la cuenta del Mini Cooper y los celulares caros, tuvo que aprender a seguir adelante con su sueño, en medio del dolor de no poder contar con el apoyo de su familia porque se había enamorado de una mujer. Olguita, quien estaba tomando una clase de introducción al budismo, la ayudó a ver que era necesario devolver compasión en vez de más rencor, hasta que Edni entendió que su familia también atravesaba su duelo, y un proceso de aceptación y adaptación.

El día antes del viaje, la familia de Edni se reconectó con ella y le pidió que mantuviera comunicación para saber que ambas estaban bien. En vez de silencio, empezó a oír de sus parientes: “Dios me las bendiga, y que todos les vaya bien”. “Tú comienzas a escuchar ese plural y es un alivio”, manifestó la terapeuta.

Llegaron a Londres el 1 de mayo de 2014 y estuvieron 104 días recorriendo recovecos europeos, narrando su historia de esperanza, amor y libertad, e incluyendo en su jornada aquellas personas a quienes podían ayudar. Cargaban con un letrero en el que se lee “I adopt Love”.

“El primer enfoque fue buscar a gente que nos adopte, que adopte a todos los que se estén sintiendo igual que nosotras, y de ahí fue salió el letrero que dice ‘I adopt Love’. Y cuando fuimos por Europa le hablábamos a la gente, no con detalles pero les decíamos, nos pasó esto, somos pareja, la familia nos rechazó, ¿qué tú piensas? Mucha gente dijo: ¡Pero cómo va a ser, si ustedes son tan lindas! Hasta nos contaban historias: ‘A mí me pasó o mi prima pasó por esto, qué bonito que estén haciendo esto, llevar el mensaje de equidad’”, contó Olguita.

10562532_543950272402431_7868353267810228844_o“Dijimos que también haríamos algo para ayudar, de ahí sale ‘Hope’, de repartir esperanza. En todas las ciudades que fuimos, ayudamos en algo. Siempre nos salía, como parte del camino del destino: conocíamos a alguien que estaba haciendo una biblioteca para niños que no tienen recursos y necesitan libros, pues íbamos y les comprábamos libros. Conocíamos alguien en la calle que no tenía que comer, y les comprábamos comida. Hicimos eso en todas las ciudades”, continuó.

“La parte de libertad fue desprendernos de todo: yo dejar un trabajo que no me gustaba, hacer lo que quiero, viajar, escribir y así fue que se ató todo”, mencionó Olguita.

Entre las aventuras que más recuerdan figuran haber pagado el té a un anciano solitario que caminaba con andador en Amsterdam y, en agradecimiento, recibir una canasta de frutas frescas del dueño del restaurante. También recibieron hospedaje gratuito en Madrid y Estocolmo gracias a familiares y amigos que las conectaron con otras personas en esas ciudades.

Una prima de Olgui que vive la ciudad de Gotemburgo le contó sobre la aventura a una vecina, quien le narró a una amiga en Estocolmo y le preguntó si las chicas podían quedarse en su ciudad. “Esa muchacha nos fue a buscar a la estación del tren, nos llevó al apartamento en el mismo centro de Estocolmo y nos dejó las llaves. Ella tenía vacaciones en otro lado y nos dijo ‘quédense aquí’. Nos quedamos seis días. ¡Y nos conoció en la estación del tren!”, recordó Edni.

Edni dice que aún no ha caído en tiempo tras aterrizar en Puerto Rico. Se le ilumina el rostro de felicidad cuando expone que su experiencia de dolor la llevó a realizar su sueño más anhelado. Algo en mí sanó profundamente cuando conocí a estas chicas y escuché su historia de perdón y aceptación pese al duro rechazo que vivieron. Yo también las adopté. ¡Qué mucho aprendí con ellas!

1964951_10154899238345001_8955601851088068350_nOlguita recordó que, en Granada, un mesero se entusiasmó tanto con la historia que les regaló postres, y a todo el que llegaba les contaba que venían de Puerto Rico con un proyecto de esperanza, amor y libertad. “Una persona (que entró al local) nos dijo que a una amiga le pasó (el rechazo familiar) y que le iba a contar de nosotras para que viera que las cosas sí se pueden lograr… Si hay alguien que te rechaza, va a haber otras personas que te adopten y que estén contigo. Ése es el mensaje más importante que queremos llevar.  No enfocarnos en lo que pasó. Yo quisiera que eso fuera borrón y cuenta nueva. Para mí cuenta lo que está pasando ahora y que me están aceptando como parte de la familia. Para mí eso vale un millón y quiero enfocarme en eso… Por algo pasan las cosas, aprendimos, y mira lo que ha salido”.

Mientras Edni continúa su trabajo como terapeuta, Olguita teje palabras que compilará en un hermoso libro con su aventura. Pagan sus cuentas con el ingreso de Edni y los ahorros de Olgui. El dinero que recaudan en su página de internet http://www.hopelovefreedom.com/ es para seguir ayudando a otras personas.

La comunidad LGBT necesita mucho apoyo en este momento histórico. Además de ayudar a iniciativas como ésta, existe una demanda en el foro federal incoada por la licenciada Ada Conde y su esposa Ivonne Álvarez para que se reconozca su matrimonio en Puerto Rico y se declare inconstitucional la ley que prohíbe el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Hace unos días, más de 100 organizaciones se unieron al caso como amigos de la corte. El caso está ahora ante el Primer Circuito de Boston. Entre los que apoyan la posición de las demandantes, figuran la Asociación Americana de Psicología, Asociación Americana de Psiquiatría, Asociación Americana de Pediatría y la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales. Necesitan de cada uno de nuestros corazones y de nuestras oraciones, para que entre las familias haya entendimiento y paz.

Advertisements

1 Comment

  1. El amor todo lo puede, es infinito, tantas causas para entregarlo, dar, dar y dar amor, cada una es importante, todas imprescindibles, amor palabra herm
    osa cuando se da con el corazón. Abrazos,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s