Reflexión: Sé fiel a ti mism@

Por Yaisha Vargas-Pérez, maestra certificada en meditación mindfulness, para el blog A Mystic Writer

Muchas personas en el camino de la recuperación encuentran que fueron criados para complacer a los demás. Al tratar de encontrar el camino de vuelta a su propio ser, se dieron cuenta de una gran dificultad: cedían a los deseos de otras personas. No podían decir que no. La presión del grupo y el miedo al rechazo de los demás era más fuerte que ser fieles a sí mismos. Para estas personas, esta es una lección muy difícil.

Pero no imposible.

Los programas de recuperación nos enseñan que podemos atrevernos a ser nosotr@s mism@s; que no tenemos que esconder nuestros verdaderos sentimientos, pero que también los podemos comunicar sin herir a los demás. Podemos decir que no a una invitación o no contestar. Es nuestra elección. Podemos escoger ir sol@s a una función si alguien nos cancela o buscar a otra persona que nos acompañe. Tenemos derecho a crear nuestro propio Plan B, nuestra propia forma de divertirnos, nuestra propia forma de vivir.

Aprendí esta lección por primera vez hace unos nueve años. Me debatía entre quedarme sola o complacer a una persona importante en mi vida cuya interacción, con ella y sus amistades, me causaba mucho sufrimiento. Fue entonces que mi mentora de recuperación me señaló las palabras que estaban en mi medallón de recuperación: “To thine own self be true.” Y me dijo con amor y firmeza que nunca me traicionara. He descubierto, pelándome las rodillas, que la voz que me habla por dentro SIEMPRE TIENE RAZÓN.

Foto de Recoveryshop.com

Confieso que ha sido difícil andar este camino, y a veces he cedido a las necesidades de los demás porque he pensado en el bienestar común. Pero otras veces me he cobijado nuevamente en estas palabras, porque me salvan.

Puede que algunas de nuestras necesidades y creencias vayan contracorriente. Y parte de la recuperación es atrevernos a expresarlas y ser nosotr@s mism@s.

Por ejemplo: Yo detesto con todas mis tripas que me regalen cosas materiales. Tengo más que suficiente y no me gusta llenar todos los espacios de cosas. Cuando me regalan algo que no necesito, aunque sea pequeño, honestamente me causa ansiedad porque pienso: “y dónde lo voy a poner”. Sé que mi manera de pensar va contracorriente —sobre todo en un sistema económico en el que se privilegian las cosas materiales por encima de las personas y que la forma en que hemos aprendido a expresar amor o agradecimiento es regalando cosas—. Si me atrevo a decir esto, tal vez a algunas personas les resulte ofensivo. O tal vez, si rechazo un regalo, les resulte una afrenta imperdonable. Pero creo que tengo derecho a cuidarme y a cuidar mi espacio. Si me regalan algo innecesario, no me gusta quedarme callada, porque lo siento como una imposición. Es un límite saludable para mí. El materialismo nos inunda de cosas que no necesitamos y no quiero tener cosas de más. He trazado la raya.

Por otro lado, me encanta que me regalen momentos: una salida al cine, a caminar, a remar en kayak, una conversación telefónica, ver un atardecer. Absolutamente me encanta que me regalen momentos de Presencia, Escucha, Meditación y Atención. Esos son regalos invaluables. No tienen valor monetario, y tal vez por eso social y culturalmente resulten insignificantes.

Pero esa mi verdad. Profundamente. Y hoy me he atrevido a expresarla; a ser fiel a mí misma. No quiero complacer a alguien más que quiere regalarme algo que no necesito. ¡Realmente no me gusta! Prefiero ser honesta y pedir: regálenme momentos de Presencia, Escucha, Meditación y Atención.

El regalo que más aprecio es cuando alguien se sienta a meditar conmigo. Es cuando más amada me siento. Tal vez por eso hago tantos retiros en silencio. La meditación colectiva es poderosísima y, cuando la mente se calma y se rinde al proceso profundo de meditar, un@ puede sentir la fuerza de las cosas vivas: el amor mismo. Es lo más hermoso que he podido vivir.

Así que, si quieren regalarme algo, mediten. Cultiven momentos de Presencia, Escucha, Meditación y Atención en sus vidas. Y cuéntenme cómo les fue. No hay nada más hermoso para mí que escuchar eso. #

Para los próximos cursos, ve a este enlace: https://yaishavargas.com/category/cursos-talleres-%e2%9d%a6-classes-workshops/

Para ver meditaciones guiadas, ve a este enlace: https://yaishavargas.com/category/meditaciones-guiadas-%e2%9d%a6-guided-meditations/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s