90 días: El realismo de la esperanza

La realización espiritual es poder darse cuenta del regalo que son lo ordinario y la normalidad

Por Yaisha Vargas-Pérez / crónica publicada el domingo 4 de marzo del 2018 en el diario puertorriqueño El Nuevo Día

Me paré frente a la tetera y sonreí. Escucharla sisear y chisporrotear después de cuatro meses sin electricidad por el huracán María era como oír la fanfarria de una superproducción cinematográfica. Toqué el calientito de su constitución metálica, y cuando se apagó, me serví la taza, derramándose también por todo mi cuerpo una efusión de ‘¡gracias!’. Lo mismo con la secadora, el horno y, lo que sentía como la gloria de todo el confort humano: una ducha con agua caliente.

La realización espiritual es poder darse cuenta del regalo que son lo ordinario y la normalidad. Dar las gracias por la cotidianidad ha sido  importante para hacer una transición entre lo que viví y lo que vivo. Ya no doy por sentado que los enseres eléctricos, los establecimientos y la gente amada van a estar ahí. Saber que son un regalo me brinda satisfacción. Me da la perspectiva de que los tiempos difíciles pasan. Pero ojo, esta técnica de agradecimiento no es un escape de la realidad,  (Sigue leyendo aquí: http://www.magacin.com/blogs/90-dias/el-realismo-de-la-esperanza/?id=73)

Crocus_out_of_concrete
Kmtextor [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], from Wikimedia Commons

Leave a Reply