Culpar a otros o cuidar de mí misma

Por Samadhi Yaisha/Mis musas diarias

Invertí mucho tiempo persiguiendo sueños ajenos. Lo que los demás querían siempre me halaba, y creía que lo que yo realmente quería siempre vendría después, pero nunca llegaba. Vivía resentida por ello, pensaba que las demás personas me complacerían a mí si yo los complacía a ellos primero; y me sentía traicionada cuando no resultaba ser así. Temía perder amistades si decía que no. Temía las opiniones de los demás más que aceptar las mías. A veces ni siquiera sabía cuáles eran mis opiniones, o creía que valían menos. Esa disolución psicológica y emocional en otros es codependencia. Surgía de mi necesidad de aceptación en un grupo, que para la psiquis humana es sinónimo de supervivencia.

Mi Amada Vida me enseña que todo ese viejo sistema de creencias es sólo eso: suposiciones que puedo cambiar. Están ahí porque una vez los necesité. Aunque ya no los necesito, los he seguido utilizando inconscientemente.

Puedo escoger pensar otras cosas. Si el pensamiento viejo vuelve, puedo escoger sustituirlo por algo que funcione mejor en esta etapa de mi vida. Por ejemplo: cada vez que recuerde que alguien no hizo algo que yo necesité y surjan sentimientos de amargura, de no sentirme querida ni apoyada, me detengo, observo lo que estoy pensando e identifico qué emociones ocurren en mí. ¿Cuáles eran mis necesidades en ese momento? Puedo escribirlas en un papel, mirarlas de nuevo y preguntarme nuevamente: ¿Qué estoy haciendo yo para satisfacer esa necesidad? Si no existiese otro ser humano que pueda satisfacerla, ¿cómo puedo hacerlo yo misma? ¿Qué necesito hacer para ayudarme en vez de entregarle mis responsabilidades y mi poder a los demás?

Cuidar de mí misma, meditar, atender mi salud física, emocional, espiritual y psicológica son los mejores antídotos para el resentimiento y la codependencia.

Hoy cuido de mí: mi vida no es responsabilidad de otros. Tampoco soy responsable de llevar las vidas de otros adultos que son capaces de cuidar de sí mismos. Puedo ser libre, y dejar que otros lo sean.

Por Samadhi Yaisha/Copyright© 2012 Todos los derechos reservados

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s