En nada

Por Samadhi Yaisha / Todos los derechos de autor reservados 2013

Habíamos varias en aquella sobremesa de por la tarde, entre ellas, una de más de 70 que nos miraba como observa una tortuga milenaria, con ojos pequeños y caparazón arrugado. De acento americano y rasgos caribeños, supe que pasó todo el invierno meditando y salió de su hibernación para tomarse un té con nosotras.  Sus movimientos lentos parecían atravesar el aire. Miraba todo a su alrededor como si fuera la primera vez que viera el mundo.

Cuando comenzó a hablar, las demás se levantaron, y yo fui la única que se quedó a escucharla:

-Las cosas importantes de la vida son muy pocas: amor, compasión, Dios. Experimentar a Dios en cualquier manera en que le entiendas, porque todo lo demás es pasajero.

Entonces le dio una palmada al elegante sofá de felpa marrón claro, y me miró, queriendo hacerme cómplice de su entendimiento de que aquella montaña de cojines no era real.

-Esto no es lo que parece- me dijo, estudiando mi expresión facial.

Y se me acercó súbita, metiendo su mirada en mis ojos. Sentí que haló mis pensamientos a su cerebro. Fue lanzarme por un chorrera cósmica a mil años luz. Entonces vi lo que ella veía. Más allá de los cojines: tela, hilo, fibra, nanopartículas, átomos, electrones, protones y, al final, una frecuencia que pulsaba constante en un campo magnético cósmico… y luego, nada.

Salí de su cabeza, de sus ojos, del Universo inmenso que ella era, y volví a sala. Al sofá. Me sentí mareada.

-Así que más vale que disfrutes el viaje- me sonrió. La vi sonreírse consigo misma, desde su panza, vestida con las flores de su traje de seda falsa.

Y en ese momento, entendí que Osho tenía razón. Góngora tenía razón. Jesús y Buda tenían razón. Los científicos que estudian los secretos de la energía del vacío tienen razón. No quedará piedra sobre piedra. Pero ya no me daba miedo, me provocaba reírme con el resto.

Ese día comprendí de qué se trataba: de gozar el camino de vuelta a casa.

Copyright 2013 – Todos los derechos de autor reservados.

devianart.com
devianart.com
Advertisements

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s